Cómo abrir archivos APK

No es raro tener un teléfono celular o tableta que tenga un sistema operativo Android en la actualidad. Estos traen en su mayoría la tienda de aplicaciones online Google Play. Pero veces hay ciertas versiones de los softwares que no son soportados, o no funcionan bien en nuestro dispositivo. Cuando descargamos la aplicación que instalaremos en nuestro equipo, nos damos cuenta de que tiene una extensión APK. No te preocupes, aquí nos encargaremos de enseñarte cómo abrir archivos APK fácilmente.

¿Qué es un archivo APK?

Una extensión APK significa Android Application Package o un paquete de aplicaciones Android. Es un archivo que al ser ejecutado en el sistema operativo Android instala un software. Es el análogo del archivo .JAR en Java, o .APPX  en Windows.

Se debe tener en consideración que, de acuerdo con la versión del sistema, puede ser o no compatible con nuestro equipo. Hay veces en que ejecutar este tipo de extensiones puede traer como consecuencia la ejecución o instalación de software malintencionado. Por ello, lo ideal para abrir archivos APK es descargar la extensión desde una tienda online.

Básicamente, el archivo .APK posee una cantidad de datos comprimidos que al descomprimirse terminan creando la estructura de la aplicación. Esto quiere decir que está optimizada para ser ejecutada en Android.

Las ventajas de descargar este formato fuera de Google Play es que nos sirve para instalar aplicaciones en otras versiones del sistema operativo. También si lo necesitas es posible hacer una copia de la misma en esta extensión. Y en todo caso, saber cómo abrir archivos APK es útil para probar un software que no está disponible en nuestro país, o simplemente no se encuentra en la tienda online, como por ejemplo el famoso videojuego Fornite.

Cómo abrir archivos APK

Desde la tablet o el teléfono

Debemos primero conectar el equipo Android a la PC con el cable USB. Vamos al software que queremos instalar y lo enviamos al teléfono en un lugar de fácil acceso. Con un gestor de archivos desde la Tablet o móvil (si no lo tienes lo puedes descargar desde Google Play), buscamos el archivo y lo instalamos.

Hay algunos casos tendremos que habilitar el sistema para instalar un software externo. Para ello nos dirigimos a Ajustes, tocamos en Seguridad, y en ese submenú seleccionamos la opción Instalar aplicaciones de orígenes desconocidos. Nos saltará una alerta de seguridad indicándonos que estas pueden dañar el sistema haciéndonos constatar que estamos de acuerdo con el problema, le indicamos que sí y listo.

Con un emulador para PC

Existen programas en Windows, Mac o Linux que pueden abrir estos archivos por ser emuladores de Android. Bluestack, Memu, Genymotion, entre muchos otros que hacen que desde la PC puedan hacerse pasar por una versión del OS para móvil. Hemos de instalar alguno de ellos. Después vamos a la aplicación que vamos a utilizar y la ejecutamos. Inmediatamente nos aparecerá el emulador, y seguiremos los pasos de instalación con sus características, como si lo estuviésemos instalando en la tablet o el teléfono.